Qué debe saber un autónomo antes de pedir una ayuda

       

Ya lo dice su nombre, una ayuda es un apoyo, un complemento, por eso nunca debe ser una de las patas sobre las que se sustente un negocio

conseguirlas pero no condicionar tu proyecto a ellas, más bien debes tener un plan "A" por si llegan y un plan "B" por si no.

Cada Comunidad Autónoma cuenta hoy en día con sus propios programas de subvenciones para autónomos. Generalmente se trata de dinero que procede de fondos europeos al desarrollo o de programas nacionales, por lo que su funcionamiento es bastante similar de una comunidad autónoma a otra, con una serie de características comunes:

 

  1. La cuantía de una subvención puede variar en función de numerosos factores: perfil del autónomo, actividad del negocio, grado de innovación, forma jurídica, inversión a realizar, empleo a crear, impacto socioeconómico en su localidad y territorio de implantación, etc.
  2. A pesar de la publicidad institucional, conseguirlas no es ni fácil, ni rápido, ni seguro.
  3. Las subvenciones a la inversión se suelen pagar después de ejecutar la misma, por lo que previamente tendrás que financiarla de otra forma.
  4. Sólo suelen financiar una parte del dinero necesario. Normalmente exigen que el autónomo aporte algo de capital propio.
  5. Las Agencias de Desarrollo Local y las entidades que apoyan a los emprendedores en cada Comunidad Autónoma suelen ser las encargadas de su gestión. Debes acudir a ellos para su tramitación.
  6. Se convocan en función de las necesidades que tenga un territorio (Comunidad Autónoma o Estado) y de las preferencias políticas.
  7. Las bases de las convocatorias de subvenciones se publican en el BOE o en los diarios oficiales de las comunidades autónomas. Conviene que te hagas con ellas y las analices con detenimiento.
  8. Las ayudas, por lo general, están limitadas en el tiempo, algunas se convocan todos los años dentro de un marco de ayudas plurianual, pero existen otras que únicamente se convocan para un período en concreto.
  9. Algunas se rigen por el régimen de concurrencia competitiva (se valoran todas las solicitudes y se otorga la subvención a los proyectos que hayan sido mejor valorados) y otras por el de concurrencia no competitiva (se resuelve por orden de presentación hasta agotar los fondos disponibles), lo que obliga a ser rápido en su presentación.
  10. Muchas de ellas, especialmente las que son a fondo perdido, pueden ser incompatibles entre si.

Publicado el 12/5/2013 en Ayudas Emprendedores

       

RSS 2.0 (Ayudas Emprendedores) RSS 2.0 (C.H.S.COMPLEMENTOS HIGIENICOS SANITARIOS)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios